Acta de la reunión de la subcomisión de Dinamización de Asambleas, 19 de mayo de 2011

Como no había orden del día, los temas fueron saliendo, así que esta acta es una síntesis de lo que hablamos. Que se complete con lo que veáis que no esté.
La mayoría de lo que hay son ideas, porque creo que no se concretó gran cosa (de momento). ¡La lluvia nos lo estropeó!

Al ser tanta gente, nos preguntamos cómo gestionar la toma de decisiones en un espacio tan grande: ¿por votación?, ¿por consenso?

Y también nos preguntamos cómo explicar el proceso de toma de decisiones para que la gente pueda tener un panorama más claro de lo que se está trabajando… las decisiones se toman al toque, hay mucha gente que se mueve.

Dinamización de asambleas:

Para hacer que la asamblea sea más dinámica, se han consensuado una serie de puntos:
1. Preparar la asamblea, que un grupo de personas la prepare.
2. Establecer un orden del día, que no tiene que ser cerrado y explicarlo antes de empezar la asamblea. Así la gente sabe en todo momento de qué se va a hablar.
3. Horarios fijos de asambleas. Y de comienzo y cierre de las mismas.
4. Al lado del moderador que haya alguien de apoyo.
5. Redactar y publicar actas.
6. Sintetizar en papel lo que se ha hablado.

Si son asambleas tan grandes estaría bien que diferentes personas se colocaran en la asamblea como «puntos de apoyo», pasando el micrófono… y haciendo las tareas que se crean necesarias. En la asamblea del martes 17 éramos mucha gente, se oía poco y además el micrófono estaba lejos.

En las asambleas anteriores hemos visto que hay bastantes personas que participan por primera vez en una organización asamblearia. Por esto, y porque nunca está de más recordarlo, quedamos en hacer un Decálogo de prácticas asamblearias, o como lo queramos llamar, con los puntos que consideremos necesarios.
Faltaría saber quién/quiénes lo elaboran; dónde se va a colocar (en papelógrafos, en cartones bien grandes, en fotocopias…) y cuándo se va a distribuir(sobre todo pensando en si son fotocopias).

Papel de la asamblea:

Acordamos el papel de las asambleas. Al ser tanta gente, las ideas se repiten, no se escucha, se retoman… y se hace muy largo. Cómo hacer para que, aparte de la asamblea en sí y su dinamización, se mantengan los espacios de debate y discusión… y de toma de decisiones.

Detectamos la necesidad de separar espacios: de decisión/técnicos y de disertación. Ambos son necesarios así que hay que ver cómo se logra. De momento se proponen 3 cosas:

– Que el «ágora» sea a las 20.00 h. Aunque vista la gran cantidad de gente esto no es muy viable… Pero la idea es que haya una asamblea, coincidente con un gran número de gente en la que se informe de lo que se está haciendo («de puertas afuera»).
– Poner puntos de discurso (speech). ¡Porque creemos que los debates son muy necesarios, interesantes y mantienen viva la protesta! Todxs necesitamos «decir» nuestras ideas. Aunque no se ha concretado cómo y dónde.
– Los temas de gestión que no sean para debate: al principio de la asamblea.

Papel y funcionamiento de las comisiones:

Dado el gran número de personas, y la rapidez con la que hay que tomar decisiones, creemos que la participación más viable es a través de comisiones. Cualquier cosa que se quiere hacer se hace dentro de la comisión. Éstas, por tanto deben ser abiertas y autónomas.

Para facilitar que se entienda el funcionamiento de la toma de decisiones, además de saber cómo se estructura, proponemos hacer un esquema grande y gráfico en el que se reflejen las comisiones, las subcomisiones de cada comisión y la asamblea general.

La asamblea puede ser el punto de encuentro para saber lo que se está haciendo; espacio también de encuentro entre las comisiones: seguramente hay acciones en las que más de una comisión puede estar implicada y esto está bien compartirlo.

En la asamblea general se validan las decisones de las comisiones. Cuando hay diferentes puntos de vista en la asamblea sobre un tema en concreto, se vuelve a llevar a comisión para «reformular», modificar o lo que haga falta. Y se vuelve a discutir hasta que la mayoría de la asamblea esté de acuerdo.

De todas formas, creemos que es importante marcar un tiempo para que las comisiones se encuentren antes y pedir que se haga una síntesis de lo que se ha hecho…., porque esto facilita que en la asamblea general, las ideas están más claras y ordenadas y se pueden explicar mejor.