Acta asamblea feminismos, 5 de junio de 2011

 

ACTA ASAMBLEA FEMINISMOS 5.6.2011

Orden del día:

  1. Información
  2. Organización de las subcomisiones de Feminismos
  3. Comunicados en apoyo a Feminismos en Sol
  4. Horarios de las próximas asambleas de Feminismos
  5. Varios

 

Desarrollo de la Asamblea:

  1. Información:

 

1.1 Una compa nos informa de que una chica está dispuesta a hacer un taller de boxeo (de un día durante 2 horas y media) a raíz de plantear el taller de Autodefensa. Consideramos la necesidad de establecer un debate respecto a varias cuestiones:
– ¿Es violencia?

– ¿Es el espacio adecuado (la carpa en Sol)?

– ¿Cómo enfocarlo de forma eficaz políticamente?

    1. La comisión de Extensión nos pasa un texto, que dieron el jueves pasado en la Asamblea de comisiones, con el objetivo de que reflexionemos respecto a que los problemas de reestructuración de la Acampada Sol no son solo de infraestructura sino que también hay problemas político sociales.

 

  1. Organización de las subcomisiones de Feminismos

 

2.1 Subcomisión de contenidos se reunirá el lunes 6 de junio a las 20:30 en la carpa Feminismos para elaborar un dossier de “feminismo para principiantes” con el objetivo de difundir en general y en los barrios.

2.2 Subcomisión de comunicación ha elaborado un texto de micromachismos a la lista de correos de feminismos y propone que quien quiera hacer alguna aportación tiene tiempo hasta el momento de la Asamblea de comisiones del lunes 6 de junio a las 17:00

  • Tras esta información pasamos a debatir si es adecuado o no hacer en la acampada el taller de boxeo. CONSENSUAMOS que: propondremos otro lugar para hacer el taller para aquellas que estén interesadas (mujeres, lesbianas y trans)

 

  1. Comunicados

 

3.1 Leemos el comunicado de las compañeras feministas Indignades de Barcelona:

Este texto nace de la tristeza y la rabia que nos ha producido la instrumentalización y la condena de las palabras de comisión de feminismos de Madrid.

El jueves, las compañeras y compañeros de la carpa de feminismos de Madrid, tras un debate interno, decidieron que ya no pernoctarían como comisión en la acampada, y que a título individual, cada persona del grupo, como cuerpo libre, dormiría o no en la Puerta del Sol.

Esta decisión vino condicionada por la situación que varias mujeres, lesbianas, transexuales, gays transgéneros e intersex, estaban viviendo durante las noches en la acampada, debido a los diferentes tipos de agresiones (intimidaciones sexuales, tocamientos, miradas, gestos, desautorización y abusos de poder, insultos y agresiones físicas, contactos sexuales -y no sexuales- no consentidos, actitudes paternalistas) y ante lo cual no se sentían seguras.

Toda su reflexión se materializó en un comunicado que presentaron ante intercomisiones y la asamblea general, que lo aprobó. (1)

Tras esta aprobación, varios medios de comunicación, sesgando, tergiversando y reduciendo el discurso de las compañeras y compañeros, y con un tratamiento completamente morboso y espectacular de la información; publicaron varias noticias en las que se hablaba de violación y terror en Sol, y un gran número gente, también perteneciente a la acampada, se lanzó a cuestionar, insultar y criminalizar a las mujeres feministas de la comisión.

A través de este linchamiento colectivo (2) extraemos varias ideas que nos asustan y nos enfurecen, y confirman una vez más que la violencia contra las mujeres, lesbianas, gays, transexuales, transgéneros e intersex, se vive con normalidad y aceptación, e incluso con apoyo implícito y a veces explícito por parte de mucha gente.

Ante la tergiversación mediática de la denuncia de la comisión de feminismos, no hemos encontrado una respuesta colectiva y crítica, que les recuerde a esos mismos medios, que los protocolos informativos sobre violencia de género dicen que la violencia machista no es sólo la violación o el asesinato, sino que es una violencia estructural que se expresa de múltiples maneras, y que no se debe informar sólo de sus expresiones más extremas, ni manipular dicha información, ya que descontextualizando dicha violencia, se invisibilizan el resto de agresiones sexistas que están implicadas en el proceso.

Según dichas recomendaciones (3), la comisión de feminismos hizo lo correcto: visibilizó estas violencias, especificando a qué se referían (algo que algunos medios no hicieron), y también mostraron la capacidad de respuesta de las mujeres, haciéndolo público y argumentando el porqué de su decisión, en vez de reproducir el estereotipo de víctima.

La respuesta ante estos hechos, cabría esperar que hubiese sido de apoyo y solidaridad con las y los compañeros feministas, y de búsqueda colectiva de una estrategia que erradicara estas situaciones, además de una condena pública y unánime contra algunos medios de comunicación, no sólo por intentar descontextualizar y tergiversar el comunicado, sino por poner en riesgo la integridad física y psicológica de los millones de mujeres lesbianas, transexuales, transgéneros e intersex, de todo el estado, que sufrimos esta violencia (llamada micro e nvisibilizada) cotidianamente.

Por el contrario, las críticas e insultos han sido contra las personas que denunciaron esta situación, con discursos como: “lo que pasa en Sol es algo NORMAL que se puede dar en este tipo de situaciones”, “los tocamientos, intimidaciones o desautorizaciones no son una agresión”, o que “cuando se habla de agresión sexual, se está hablando exclusivamente de violación” .

NO es así; lo que ocurre en Sol, como en la mayoría de plazas, calles y casas del estado español y el resto de poblaciones del mundo, es HABITUAL, pero no normal, a menos que nos parezca normal que una persona por el hecho de no ser un hombre, tenga la obligación de aguantar las violencias que las compañeras han visibilizado. Son agresiones sexistas, y muchas de ellas agresiones sexuales, porque que te toquen el culo o las tetas, o que se froten contigo, o que te acosen verbal o físicamente, o tengas que aguantar también miradas irrespetuosas o invasivas buscando un contacto sexual, lo son. Y negar esto es dar libertad a que estas actitudes (denigrantes e intimidatorias para quien las sufre), se naturalicen favoreciendo que cuando una mujer, sea violada sigamos viéndolo como un hecho aislado que no sabemos como enfrentar.

También leemos, estupefactas, que los hechos que las compañeras feministas denuncian no pueden tipificarse legalmente como agresiones sexuales, y nos preguntamos qué legitimidad tiene esta afirmación hecha por algunas personas, cuando llevamos más de dos semanas ocupando las plazas, cuando nos negamos a aceptar los argumentos de las juntas electorales en las jornadas de reflexión, cuando estamos demostrando que legalidad y legitimidad no tienen por qué ir unidas. Ante denuncias como las realizadas por las compañeras, no creemos que la respuesta deba ser recurrir a argumentos legalistas que legitiman un sistema que no nos representa. Y no solo eso, sino que se basa en estructuras machistas que niegan la voz, la credibilidad y dignidad de las mujeres, lesbianas, transexuales, gays, transgéneros e intersex. Las mujeres son objeto de agresiones específicas por el hecho de serlo, y asumirlo, visibilizarlo e intentar erradicarlo nos ayuda a romper con el estigma victimizador.

La denuncia que se hizo en Sol (como también hace días en Plaça Catalunya), no fue hecha porque suceda sólo allí, sino porque somos un movimiento heterogéneo que ocupa las plazas y queremos que al menos en esos espacios se trabaje para que todos y todas podamos sentirnos seguras y respetadas, y desde ahí, trasladar nuestra toma de conciencia al resto del mundo, para que entre otras cosas, ninguna mujer sufra agresiones.

No son sólo “las feministas de Sol”, somos muchas y muchos que apoyamos su discurso y su comunicado. Porque sufrimos agresiones sexistas cotidianamente, un ataque como el sufrido por la comisión de feminismos nos da rabia y nos entristece, y además, sabemos que dificulta enormente el que otras mujeres reconozcan que se sienten agredidas, intimidadas y minusvaloradas. Porque parece que hay que recurrir a un “agresionómetro” popular que nos diga si tenemos derecho o no a sentirnos agredidas.

Que el resto no reconozca estas violencias y que la acampada no asuma estos principios básicos para lograr una sociedad más justa y digna, provoca una situación de permanente cuestionamiento de nuestros argumentos, nos obliga a dedicar mucha energía a esto y nos resta para todos los demás temas que estamos trabajando. (4)

En las comisiones feministas estamos trabajando en profundidad para elaborar discurso, propuestas, herramientas y acciones dentro de las acampadas, y al mismo tiempo hacemos un esfuerzo por transversalizar la perspectiva de género en las demás comisiones.

Creemos que la respuesta pasa por asumir que en las plazas en las que convivimos se reproducen las violencias y desigualdades que existen fuera de ellas, y por trabajar y debatir para identificar qué esquemas de opresión estamos reproduciendo y cómo podemos cambiarlos. La solución no pasa por atacar a quien denuncia estas opresiones y pensar que nosotras y nosotros no participamos de ellas, sino escucharlas para aprender a detectar las violencias invisibilizadas. Este es un trabajo de todas y todos, desde planteamientos feministas y no victimistas, no solo de la comisión de feminismos.

Nosotras hemos vivido las situaciones que denuncian las compañeras y compañeros de la comisión de feminismos de Sol, y creemos que en este momento, todas las mujeres que nos reconocemos en situaciones parecidas, debemos intervenir para decir que no son sólo ellas y que las violencias nos afectan a todas y que no queremos que vuelvan a quedar invisibilizadas.

Un saludo,

(1) http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/03/feminismos-dejamos-de-dormir-en-sol-pero-seguimos-vinculadas-al-movimiento/

(2) Ver comentarios en

http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/03/feminismos-dejamos-de-dormir-en-sol-pero-seguimos-vinculadas-al-movimiento/

http://madrid.tomalaplaza.net/2011/06/03/comunicado-feminismo-agresiones-acampada/

(3) “Los medios de comunicación tratan como violencia de género aquel acto criminal, puntual y extraordinario por el que un hombre mata a una mujer con la que mantenía o había mantenido relación sentimental estable. Ocurre así, que muchas veces, el tratamiento de esta información se cubre con la plantilla de cualquier suceso con resultado de muerte asesinatos u homicidios entre miembros de bandas, o a desconocidos, como consecuencia de móviles como el robo, ajuste de cuentas y muchos otros casos).

Sin embargo, la violencia de género debe informar de toda conducta activa u omisiva de violencia o agresión, basada en la pertenencia de la víctima al sexo femenino; es decir, de conductas tales como:

Malos tratos físicos, psicológicos y económicos.

Agresiones sexuales forzadas por el agresor y no consentidas por la mujer.

Abusos sexuales a niñas.

Acoso sexual laboral.

El tráfico o utilización de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, prostitución y comercio sexual.

Mutilación genital femenina.

Violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Cualesquiera otras actuaciones o conductas que lesionen o sean susceptibles de lesionar la dignidad o integridad de la mujer. ”

http://feministesindignades.blogspot.com/p/manifest.html

3.2 Leemos el comunicado de apoyo a Feminismos en Sol de la Asociación de Hombres por la Igualdad y Contra el Sexismo de Bilbao, que además nos han dejado el contacto de grupos de hombres del País Vasco:

Ante situaciones de violencia hacia mujeres.

Manifiesto de la Asociación de Hombres por la Igualdad y contra el Sexismo de Bilbao, Piper Txuriak (Participantes de las acampadas de Madrid y Bilbao) 5-06-2011

Existen diversas opresiones y convivimos con todas ellas: el racismo, la opresión de adultos sobre gente joven, las clases sociales, el imperialismo, la que sufre la gente de más edad, la que sufre la gente con alguna discapacidad física sensorial, etc. Es fundamental enfrentar cada una de ellas con la misma fuerza y firmeza. No existe una menos importante que otra.

El efecto de todas ellas es que vivimos con miedo, confusión, desconfiando en las demás, separadas y enfrentadas mutuamente. Todas persiguen lo mismo: impedir que nos unamos y organicemos para acabar con este sistema social que se basa únicamente en la ganancia económica y la desigualdad, y cooperemos para construir una sociedad basada en el respeto y cuidado mutuo, el amor y bienestar humanos.

Aunque nuestros avances han generado leyes favorables a la igualdad entre hombres y mujeres, eso para nada quiere decir que esté terminado el trabajo: sigue habiendo desigualdad, dominación y violencia. Es así porque lleva siglos funcionando y forma parte de nuestro modo de pensar, sentir, entender el mundo, y nuestras acciones, seamos hombres o mujeres. Su expresión más cruel y dolorosa es la violencia que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres-

Hemos aprendido que esta violencia está muy extendida y en la mayoría de los casos es de tipo psicológico y sucede sutilmente sin que seamos conscientes de ella. Ejemplos: agobiaría a pesar de que pidió que se la dejara en paz, tocarla sin su aceptación , darle la chapa para conseguir algo con ella, actuar como si un no de ellas fuera un si, convertirla en diana de piropos o chistes sexistas. Además de violación, agresión física, insultos y amenazas.

Comentarios del tipo “ella se lo ha buscado”, “ya están sacando las cosas de quicio” o “hay cosas más importantes en qué fijarnos” tratan consciente o inconscientemente de justificar y esconder un acto opresivo. Es comprensible y justificable que las mujeres se sientan inseguras, el peligro y la violencia son reales.

Es responsabilidad de los hombres abandonar tales conductas, no defenderlas, evitar que sucedan, y ser modelos para los demás hombres, no desde la culpa sino desde el compromiso. Sentimos profundamente vuestro sufrimiento, es injusto.

Decidimos cooperar con vosotras en vuestra lucha de liberación, consideramos que nuestras metas son iguales y vuestra liberación es también la nuestra. No supones un prejuicio o una perdida de derecho o libertades para los hombres. Al contrario, nos beneficia profundamente pues este trabajo nos ayuda a entender y cambiar esta “masculinidad” o modelo de hombre imperante hegemónico, y a ganar en humanidad, vida emocional, relajo y salud.

  • Posteriormente algunas compas nos comentan que se han acercado varias personas en apoyo a la carpa de Feminismos en Sol:
    Una chica de Castellón, que durmió en Sol una noche, corrobora nuestras sensaciones de lo que significa pasar las noches en la acampada. Otro chico, de Chicago, que venía preguntando sobre la acampada en general, nos comentó que estaba difundiendo sobre Feminismos, en su país. También se acercaron una chica de Gomera y otra de Santiago de Compostela.

 

  • A raíz de los comunicados y que por tanto surgiese el tema de la violencia contra las mujeres, salen dos propuestas:1. Se propone, debido a los 5 feminicidios de la última semana en España, hacer acciones que visibilicen estas muertes. Debatimos y llegamos al consenso de que está bien la idea pero debemos encontrar la manera de hacerlo con un discurso feminista radical, en el sentido de que vaya a la raíz.
    2. Se propone y se llega al CONSENSO hacer un dibujo de un iceberg en una pancarta donde se muestren las distintas maneras en las que se ejerce violencia contra las mujeres.

 

  1. Horarios de las próximas asambleas de Feminismos:

– Se llega al CONSENSO de que sean rotativas, unas por las mañanas y otras por las tardes. Por tanto Lunes, miércoles y viernes por la mañana de 11:00 a 13:00 y los martes, jueves, sábados y domingos por la tarde de 18:00 a 20:00.

  1. Varios:

 

    1. Se llega al CONSENSO de escribir un comunicado que clarifique la confusión de una de las comisiones de la acampada Sol que dijo que existían conflictos entre los y las saharauis y la comisión de Feminismos.
    2. Una compa trae fanzines y los reparte para que los ojeemos.
    3. Una compa nos cuenta como ha ido la acción contra la violencia patriarcal de la mañana del domingo a las 12:00 que se dio en la zona de las Asambleas Generales de Sol. Participaron 15 mujeres en la propia acción, 4 sujetando una pancarta y dos haciendo fotografías. Duró alrededor de 20 minutos. Hubo varios medios de comunicación. Y según algunas de las compas que estuvieron la reacción de la gente fue positiva.
    4. Se recuerda la importancia de la puntualidad y el compromiso en las acciones. También se propone que se forme un grupo concreto de personas el día anterior a la acción que se vaya a realizar.

 

  • Por último se deja la lectura y reflexión del texto, antes mencionado, que nos ha dado la comisión de Extensión para la asamblea del día siguiente (lunes 6 a las 11:00).

 

Se da por finalizada la asamblea a las 20:30