Acta 2 sG_Cooperación al Desarrollo. 24-5-2011

ACTA DE LA ASAMBLEA SOBRE COOPERACIÓN INTERNACIONAL

CELEBRADA EL 24 MAYO DE 2011

DESDE LAS 20:30H A LAS 22:30H

EN EL PASAJE DE LA CAJA DE AHORROS, MADRID

 

PRESENTES:

Se ofreció voluntariamente como MODERADORA: NURIA

Se ofrecieron voluntariamente a TOMAR EL ACTA: MARÍA y PAULA

SE ACORDÓ

1. El compromiso de los allí presentes a seguir unos principios básicos de diálogo tales como el respeto de los turnos de palabra, la no interrupción y el seguimiento del orden del día en pos del correcto desarrollo de la asamblea.

2. El respaldo a las tres líneas fundamentales, ya presentadas ante la Asamblea Social el domingo 22 de mayo de 2011 y aprobadas por la susodicha:

Transversalizar cooperación entre Administraciones Públicas y/o instituciones.

Condonación Deuda Externa sin condiciones.

Desligar la cooperación de los intereses geoestratégicos y económicos.

 

3. La inclusión de la Educación para el Desarrollo en los programas académicos con el objetivo de suprimir el espíritu de condescendencia y paternalismo que se ejerce por parte de los países acreedores, facilitar el trabajo de Administración y cooperantes, sensibilizar a la población de la necesidad de una política de cooperación internacional y evitar caer en su desvirtuación por parte de las propias agencias estatales encargadas de este campo.

4. La necesidad de centrarse en temas de consenso tales como la optimización de los marcos comunes ya existentes para la participación ciudadana en materia de comunicación y la apertura de nuevos medios.

Asimismo, se sometieron a debate los siguientes ASUNTOS:

I. La redacción de una frase representativa del consenso común en torno a la perspectiva que debe tomar el Estado español en materia de cooperación internacional de cara a incluirla entre las peticiones del manifiesto.

La propuesta inicial fue la que sigue:

«GUIAR LA COOPERACIÓN HACIA UNA COOPERACIÓN DE COLABORACIÓN, DE SOSTENIBILIDAD Y DE BÚSQUEDA DE LA DIGNIDAD INDIVIDUAL Y PLURAL»

II. La condonación de la deuda externa. Se propuso la denominación “responsabilidad” o “indemnización” en lugar de “deuda”.

III. El estatus del cooperante. Se propusieron para debate las siguientes cuestiones: definir qué es exactamente un/a cooperante, menguar las trabas a la hora de hacerse voluntario/a para muchas asociaciones y finalmente proporcionar formación sobre dicho estatus a la Administración para armonizar el trabajo entre estos.

IV. La inclusión de las situaciones de emergencia en el marco de la cooperación.

V. La dedicación de un uno por ciento [1%] de los presupuestos anuales estatales a la cooperación, del cual un cero coma tres por ciento [0,3%] se invirtiese en casos de ayuda humanitaria en caso de necesidad.

VI. El posicionamiento contra la candidatura de Keiko Fujimori en las próximas elecciones peruanas a través de las puesta en marcha de mecanismos de presión como la difusión de diversas plataformas creadas a tales efectos (http://noakeiko.blogspot.com/). Esta propuesta fue rechazada por la ilegitimidad del pronunciamiento de un colectivo español al respecto así como la falta de consenso en torno a este. Se propuso como alternativa informar de la existencia de estas plataformas para que cada ciudadano/a actuase como individualmente juzgase más apropiado, que a continuación fue aprobado por mayoría. Finalmente, se resolvió que el compañero responsable de esta intervención la trasladaría a título individual en la Asamblea Social del miércoles 25 de mayo 2011.

VII. La acotación de los objetivos de la Asamblea de Cooperación Internacionales: si entre sus misiones se encontraría la de apoyar causas individuales como la detallada en el apartado VI, proponer actividades de sensibilización de la población como la recogida en el Acta de la Asamblea sobre Cooperación Internacional celebrada el día 22 de mayo de 2011 sobre cocinas solares.

VIII. La financiación estatal de ONG. Por un lado, se incidió en la importancia de detallar los medios para la financiación estatal de ONG así como para asegurar la transparencia de sus cuentas. En este sentido, se informó de que la naturaleza multilateral y bilateral de la cooperación dificultaba en un gran número de casos el control de estos datos. Se consensuó que un paso fundamental para un correcto uso de los fondos en cooperación es la democratización de las instituciones financieras así como de organismos internacionales como la propia ONU.

Se propuso asimismo someter a un análisis crítico los porcentajes destinados a los/as propios/as cooperantes (dietas, alojamiento, etc.), generalmente muy superiores a los realmente necesitados en los países donde se lleve a cabo la cooperación. No se alcanzó consenso en este sentido puesto que se sostuvo que el mero hecho de hallarse en un país extranjero, la ausencia de la familia y otros factores justificaban una necesidad de realización de actividades y de ocio inhabitual, de ahí que las dotaciones económicas sean más elevadas de lo estrictamente necesario.

IX. La implantación de un modelo de distribución de la ayuda humanitaria por países en función de la experiencia histórica que cada país tuviese con respecto a aquellos que precisasen esta ayuda. Se desestimó la propuesta por los resultados no siempre satisfactorios a los que ha dado lugar este modelo paralelo a o derivado del modelo imperialista, como resultado de las relaciones entre colonias y las relaciones de interdependencia que generaría, la dificultad de establecer un criterio de reparto por países (se mencionaron algunos ya existentes y no fructíferos como la afinidad cultural, las oportunidades de lucro derivadas, el PNUD), entre otros motivos.

X. La incapacidad decisoria que se impone a los países destinatarios de la ayuda, especialmente en las vías diseñadas para que estos tomasen parte en el proceso de cooperación, tales como los marcos de asociación.

XI. La regeneración de ciertos aspectos de la AECID: el establecimiento de un instrumento interno de control que determine las ONG que componen la lista del Departamento de ONGD así como de la distribución de su presupuesto, la reducción de los sueldos y dietas de los puestos directivos, la consecución real de los objetivos establecidos por la propia AECID.

XII. La falta de coherencia actual entre las instituciones que componen la Administración estatal, así como a nivel regional y local, que muchas veces da lugar a conflictos y a una gestión insatisfactoria de los recursos (solapamiento de proyectos). Consecuentemente, se consideró necesario ejecutar mecanismo a través de los cuales exigir y garantizar la coordinación entre los agentes de las ONG y Administración («y allegados»).

XIII. La diversificación de la cooperación al desarrollo.

XIV. La implantación de una Ley de Responsabilidad Social Corporativa vinculante para empresas en las cuales el Estado tenga una participación que garantice unas condiciones laborales, de producción, de distribución y de venta respetuosas con todos los Derechos Humanos. Ante el incumplimiento de esta, el Estado estaría obligado a hacer públicas las prácticas de la empresa para que los/as ciudadanos/as decidan su posición en tanto que consumidores/as.

XV. La posibilidad de promover un sello de Certificación de Respeto a los Derechos Humanos con la finalidad que permitir que los/as consumidores/as conozcan el proceso de producción completo de los productos comerciales, respecto a la propuesta recogida en el acta del día 22 de mayo de 2011.

XVI. Tener en cuenta la perspectiva del desarrollo rural, incluyéndola en la línea de acción de “incidencia local”. Esta propuesta es desestimada porque ya existe otro grupo de trabajo dedicado a desarrollo rural, aunque se plantea considerarlo de cara a no exportar a otros países el modelo de desarrollo occidental centrado en las grandes ciudades.

Posteriormente, se pasa a comentar cuál es la pretensión de este grupo de trabajo: apoyar líneas de acción de organizaciones ya existentes, o criticar el modelo de cooperación español actual. Se acuerda centrarnos en unos acuerdos mínimos de cara a llevar propuestas a la Asamblea de Trabajo Social.

Se lee el Objetivo General, se modifica y se debate acerca de algunos términos. Al finalizar la asamblea, el objetivo queda como sigue:

“El objetivo de la subcomisión de Cooperación Internacional es abrir espacios de participación ciudadana para transformar la cooperación al desarrollo, logrando colectivamente la dignidad, la emancipación [no hay consenso sobre el empleo de este término, u otros como “empoderamiento” o “liberación”] y la colaboración entre todos los pueblos, exigiendo el cumplimiento de todos los derechos humanos.”

PRÓXIMA REUNIÓN: jueves 26 de mayo de 2011 a las 20.30 en PASAJE CAJA DE AHORROS

ORDEN DEL DÍA

5. Aprobar objetivo general

6. Desarrollar líneas de acción

7. Actividades concretas

 

PRÓXIMA ASAMBLEA de SOCIAL: domingo 29 de mayo de 2011 a las 18.00 en Pasaje Caja de Ahorros.